A las 22:00 de la noche de ayer, mientras personal de la Comisaría Séptima realizaba recorridos preventivos por la intersección de las calles Nanahuasi y Collagasta, del barrio Eva Perón, procedió a la demora de un adolescente de 17 años de edad, y al secuestro de un teléfono celular Motorola E-6, de color rosado.

Cabe señalar que, tras averiguaciones practicadas, los efectivos lograron establecer que el aparato de comunicación incautado le habría sido sustraído, días atrás, a una persona del sexo femenino, quién radicó la denuncia penal correspondiente en el Precinto Judicial N° 7, en virtud de lo cual el jovencito fue puesto a disposición de la Fiscalía Penal Juvenil, a cargo del Dr. Guillermo Narváez, quien indicó las medidas a cumplimentar.