Cuando conviertes una mala crítica en promoción para tu película: el caso de ‘Legend’ y su ingenioso póster