En la tarde del 8 de diciembre, la comunidad parroquial de Nuestra Señora del Rosario, en el departamento Paclín, participó de la clausura del Año Jubilar por los 400 Años del hallazgo de la imagen de la Virgen del Valle en la Gruta de Choya.
La fiesta comenzó con el traslado de la Sagrada Imagen desde el interior del templo hasta los jardines de la sede parroquial, momento que fue vivido con mucha emoción por los fieles congregados en el lugar, junto con las autoridades departamentales.
Inmediatamente se celebró la Eucaristía de acción de gracias por el amor misericordioso de Dios, quien quiso regalar a sus hijos catamarqueños el signo y el prodigio que le dio al pueblo su origen e identidad.
Durante su homilía, el párroco Pbro. Héctor Miguel Moreno manifestó que “el Evangelio muestra el misterio de Dios obrando en una persona elegida y predestinada a ser Madre, la Virgen grávida de Dios partió camino de montaña llevando la alegría de la Salvación. También nosotros desde el bautismo somos habitados por Dios, partamos camino de montaña propio de nuestra geografía y seamos causa de alegría para cuantos esperan en el Señor”.
Luego de la comunión se inició el recorrido de la procesión alrededor de la plaza Gral. Belgrano. La urna fue llevada durante el trayecto por personal de distintos organismos, como Vialidad Provincial, Defensa Civil, Municipalidad de Paclín y Policía Departamental.
Finalizada la procesión, un miembro del Consejo de Pastoral agradeció las vivencias del tiempo Jubilar y un representante de las comunidades que integran la parroquia hizo una ofrenda floral a la Virgen.
Antes de la bendición final se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino.
Luego los fieles desfilaron delante de la Imagen, observándose muestras de emoción, gratitud, súplica, confianza y mucha esperanza.

Novena itinerante
En la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, con sede en La Merced, departamento Paclin, se celebró a la Inmaculada Concepción de María.
Debido a la crisis sanitaria, se rezó una novena itinerante. Todas las tardes 19.15, la imagen de la Virgen partió desde el templo acompañada por los fieles hacia los diferentes barrios alumbrantes. En el recorrido se rezaba el Rosario y las Letanías, y al arribar a las grutas de cada barrio se celebró la Santa Misa. Luego la Imagen de la Virgen del Valle regresaba al templo.
Desde la parroquia agradecen a la Comisaría Departamental, Zona Norte, Unidad Regional N° 1 que todas las tardes trasladó y custodió la Sagrada Imagen.