Cerca de 50 personas fueron asesinadas en el país africano