Desde Comunidad Franciscana de Catamarca informaron que el miércoles 18 de noviembre, “por solicitud del Padre Santiago Granillo, párroco de la parroquia del Espíritu Santo, las reliquias de Fray Mamerto Esquiú fueron trasladadas por primera vez fuera del convento San Francisco. Las mismas permanecerán hasta el jueves 19, en que regresarán a su habitual relicario”. Durante un breve acto, el Guardián del Convento, Fray Eligio Bazán, entregó las reliquias al P. Granillo, estando presentes fray Pablo Reartes, y Daniel Nieva, acompañando al P. Granillo. “Que Fray Mamerto derrame abundantes bendiciones sobre la Comunidad norteña de la Parroquia del Espíritu Santo. Paz y Bien”, expresaron los frailes franciscanos.