El sacerdote fue condenado por «abuso sexual con acceso carnal agravado por la condición de ser representante de un culto religioso». La fiscalía había solicitado 15 años para Gutiérrez; la querella la pena máxima y la defensa pidió su absolución.

El veredicto de manera unánime resolvió no hacer lugar a la defensa del cura Juan de Dios Gutiérrez y lo declaró culpable de condiciones personales relacionadas en la causa como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser ministro de un culto, disponiendo la pena de 12 años de prisión de cumplimiento efectivo. Cabe aclarar que la detención se concretará cuando la sentencia quede firme.

El fiscal Miguel Mauvecin sostuvo la imputación en contra del sacerdote y pidió una condena de 15 años, mientras que la abogada querellante, Silvia Barrientos, había solicitado se imponga a Gutiérrez la pena máxima, es decir, 20 años de presión

Por su parte, la defensa del imputado, a cargo del defensor oficial Orlando del Señor Barrientos, solicitó la absolución.