Cada ciudadano europeo bebió 81 litros de cerveza en 2017