Bélgica encuentra la forma de detener a los turistas que roban vasos de cerveza