Durante la jornada de ayer y como resultado de una tarea investigativa iniciada por una denuncia penal radicada en el Precinto Judicial N° 11, donde una mujer de 59 años manifestó que personas desconocidas habrían ingresado a su domicilio y le sustrajeron varios elementos, efectivos de la División Investigaciones de la Policía de la Provincia materializaron un registro domiciliario en el barrio 140 viviendas, donde reside una familia de apellido Castro.

Conforme las directivas de la Fiscalía de Instrucción en turno, los policías lograron recuperar una (01) amoladora, un (01) taladro, y un (01) parlante, que quedaron en calidad de secuestro, mientras que dos personas del sexo masculino mayores de edad, de apellidos Tapia y Moyano, fueron arrestadas y alojadas a disposición de la Justicia interviniente.