Angela Merkel

La canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín tras una reunión con funcionarios de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU). EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado este domingo la suspensión de la venta de armas a Arabia Saudí mientras no se esclarezca lo ocurrido en torno al asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul.

“Primero, condenamos este acto en los términos más contundentes. Segundo, hay una necesidad urgente de aclarar lo sucedido y todavía estamos muy lejos de saberlo. En lo que respecta a las exportaciones de armas, estas no pueden ocurrir en las presentes circunstancias“, ha declarado Merkel durante un mitin de su partido Unión Cristiano Demócrata.

Reino Unido, Francia y Alemania han emitido este domingo un comunicado conjunto en el que los tres países tachan de “injustificable” el asesinato de Jamal Khashoggi, que condenan “en los términos más contundentes posibles”. Los tres países exigen una “aclaración urgente de lo sucedido exactamente” con el reportero.

Además, piden a Arabia Saudí que cualquier hipótesis sobre las circunstancias exactas de su muerte que arroje la investigación interna que está llevando a cabo el reino árabe “sea respaldada por hechos“.

Arabia Saudí, en su última versión de los acontecimientos, asegura que Khashoggi murió durante un forcejeo con el personal del consulado saudí en Estambul.

“En último término, emitiremos nuestro juicio en función de la credibilidad de la explicación adicional que recibamos sobre lo que sucedió y nuestra confianza en que un evento tan vergonzoso no podrá repetirse ni nunca lo hará”, según la nota, con la triple firma del ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, alemán, Heiko Maas y francés, Jean-Yves Le Drian.

Múltiples fuentes aseguran que fue retenido sin causa alguna y sobrepasado por múltiples agresores en lo que se trataría de una ejecución extrajudicial.

Fuente: 20Minutos