Este viernes 11 de octubre llega a los cines españoles ‘Abominable’, la nueva película animada de Dreamworks. Para venderla se está incidiendo bastante en el hecho de que es el mismo estudio detrás de la magnífica ‘Cómo entrenar a tu dragón’, algo normal si tenemos en cuenta que probablemente sea la cinta más querida por el público que ha salido de Dreamworks. Eso algo ayudaría a que consiguiese el número 1 de la taquilla norteamericana el fin de semana de su estreno, aunque con cifras un tanto decepcionantes.

Sin embargo, ese punto tiene también un cierto sentido artístico, ya que ambos largometrajes giran alrededor de la amistad imposible que surge entre un ser humano y una criatura de otra especie cuya actitud recuerda en varias ocasiones a lo que haría un simpático perrete en la vida real. Es verdad que ‘Abominable’ se queda claramente por debajo de ‘Cómo entrenar a tu dragón’, pero eso no quita para que sea una entrañable aventura con la que cualquier miembro de la familia puede pasar un buen rato.

Sencilla pero efectiva

Escena Abominable

Escena Abominable

He destacado antes que es la nueva película de Dreamworks, pero en realidad es una colaboración con la compañía china Pearl Studio  (creada como Oriental DreamWorks, colaboró en títulos como ‘Kung Fu Panda 3’ antes de ser propiedad de CMC), con la que colaboró en títulos como ‘Kung Fu Panda 3’– , por lo que no sorprende que la historia de ‘Abominable’ se sitúe en China. Hace años que Hollywood está potenciando las sinergias con ese país porque lo recaudado allí cada vez es más importante para el éxito o fracaso de una película, pero en ocasiones se traduce en cambios de tono raros dentro de una película o pequeñas adiciones que no aportan gran cosa.

Eso no sucede en ‘Abominable’, ya que es cierto que has elementos culturales orientales a lo largo del relato, pero en todo momento se busca un enfoque universal en la línea de la sencillez que propone en todo momento el guion firmado por Jill Culton’Colegas en el bosque’-, también directora de la cinta junto a Todd Wilderman. Por decirlo más claramente, ‘Abominable’ es una película muy accesible que busca contar una historia de forma amable.

Las 29 mejores películas de animación de la historia

La primera consecuencia de esta decisión es que algunos van a pensar irremediablemente que ‘Abominable’ podría haber ido mucho más allá, tanto en la la mitología de los yetis como en el trauma que arrastra la protagonista por la muerte de su padre tiempo atrás. En ambos casos estaríamos hablando de películas muy diferentes, pero aquí el verdadero núcleo de la historia está en la amistad que se establece entre los dos protagonistas y cómo eso le sirve a ella para volver a valorar más a su entorno cercano.

Una buena película familiar

Abominable Imagen

Abominable Imagen

Sí, ‘Abominable’ es una película blandita en lo argumental, pero no por ello menos eficaz. Además no comete el error de pensar que todo vale para llegar a los más pequeños de la casa, lo cual normalmente acaba amargando la experiencia al resto. Aquí se trata con respeto al espectador y se potencia tanto el sentido de la aventura como la fuerza visual que se puede extraer de varias de las situaciones que se van sucediendo.

Las 23 mejores películas de Disney de todos los tiempos

A eso se le añade un tratamiento de los personajes correcto que va evolucionando de forma natural a medida que lo hace la propia historia. No hay nada especialmente memorable en ello, pero sí que se percibe el esfuerzo para que todo vaya encajando. Puede que así sea todavía más previsible de lo que parece, pero mejor eso a los golpes de efecto sin venir a cuento, sobre todo si ayuda a que su visionado resulte una experiencia de lo más agradable.

Imagen Abominable

Imagen Abominable

Por otro lado, puede que visualmente se hubiesen agradecido unos diseños más atrevidos, lo cual hace que la animación puede resultar un pelín más monótona en el tramo inicial y en algunos momentos más calmados dispersos a lo largo del relato. No es algo grave, pero ya que los responsables de ‘Abominable’ buscan que esta faceta sea uno de los puntos fuertes de la película, habría estado bien cuidarlo un poco más.

Más allá de eso destaca la acertada elección musical para ilustrar algunas escenas, el humor ligero pero efectivo orientado a un publico familiar y que Culton sabe dar con el tono adecuado para que las virtudes de la película brillen más y uno se olvide de que no deja de ser una historia que hemos visto en varias ocasiones solamente que con un “disfraz” diferente.

En resumidas cuentas

‘Abominable’ no va a pasar a la historia del cine de animación, pero sí que puede servir para alegrarte una tarde, sea en solitario o acompañado por cualquier integrante de tu familia. No te provocará carcajadas, pero sí te dejará con una sonrisa en la boca al darte más que suficiente para disfrutar con ella.